Electrocardiografía clínica

El electrocardiograma es una ayuda diagnóstica con cualidades muy especiales, aporta mucha información sobre el paciente, no es invasiva y tiene un costo razonable.

La usamos hace más de 100 años y todos los días nos da gratas sorpresas, ya que encontramos nuevas aplicaciones y se descubren detalles finos que agregan valor al diagnóstico.

Ahora, con las facilidades tecnológicas, en un santiamén podemos compartirlo con otros colegas, bien sea para buscar asesoría o buscar un consenso; ya disponemos de dispositivos vestibles, como es el nuevo reloj de Apple que permite tener un trazado electrocardiográfico en cualquier momento y en especial cuando se experimentan síntomas como palpitaciones, dolor de pecho, mareos o sincope. En poco tiempo se tendrá en los nuevos electrocardiógrafos componentes de inteligencia artificial que nos facilitaran la interpretación con una buena seguridad.

Para aprovechar bien estos recursos, el componente humano es definitivo, empezando por la adquisición de  la información, si se colocan los electrodos inapropiadamente, se comenten errores serios en la interpretación y si no se acompaña con una buena historia clínica que incluya una buena anamnesis y examen físico apropiado, la correlación, la interpretación y la toma de decisiones fracasarán.

Para hacer buenas interpretaciones de los electrocardiogramas, vale la pena conocer la historia clínica del paciente, asegurarse que los aspectos técnicos del trazado sean satisfactorios y tener en la mente los patrones que caracterizan los hallazgos normales y los de los problemas mas frecuentes y sobretodo, para aquellos que trabajan en ambientes de urgencias, tener los de aquellos que pueden atentar contra la vida, en los cuales los hallazgos electrocardiográficos son claves para el diagnóstico y para el manejo, como son los síndromes coronarios agudos, las arritmias, los trastornos electrolíticos, las intoxicaciones, los problemas que causan disnea y los tromboembolismos pulmonares.

Por lo tanto, los animo a sacarle provecho pleno a esta herramienta, asegurarse que los trazados electrocardiográficos están bien tomados y tener un buen acercamiento clínico al paciente que es nuestra razón de ser.

El Hospital tiene ahora en su plataforma un curso básico de electrocardiografía clínica totalmente virtual que es muy amigable y permite adquirir esas competencias, que si las necesitas, allí las puedes adquirir.

 

Carlos José Jaramillo

Cardiólogo – Internista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *